A coser

Blusa japonesa para delgadas y llenitas

Esta es una blusa de corte japonés que le queda bien a todo el mundo, facilísima de realizar y que tiene la ventaja de que, estés delgada o más gordita, su corte ancho y con mucha caída estiliza todos los cuerpos. Te explico el paso a paso para realizarla.

¿Qué tela escoger?

Lo ideal es que escojas una tela con caída, como raso o antelina. Yo he usado una tela de bambula (también llamada crespón) que con su ondulación característica añade un extra al diseño pero si no tienes mucha experiencia cosiendo, mejor no uses bambula ya que al ser muy irregular, puede ser difícil de coser.

El Patrón:

El patrón que adjunto serviría para tallas 36-40. Para un tallaje mayor, puedes ir añadiendo centímetros en el ancho de manga y cuerpo. Ten en cuenta que la blusa es simétrica, y el patrón solo es a mitad. Por lo tanto, necesitarás imprimirlo dos veces e ir uniendo los recortes con celo y finalmente las dos mitades por su mitad.  Para descargar el patrón haz clic aquí

Una vez tenemos ya el patrón montado, empezamos doblando la tela a mitad, colocamos el patrón sobre la misma  y lo sujetamos con alfileres. Ten en cuenta que el doblez de la tela debe coincidir por la parte del cuello del patrón, de forma que una vez recortada la tela obtendremos la parte delantera y trasera de la blusa unidas por la parte superior de las mangas.

Recortaremos la tela con cuidado con unas tijeras de modista, alrededor de todo el patrón.

blusa2

Empezamos a coser

El punto fuerte de la blusa es el cuello de barco que remataremos con la técnica de la cinta bies ribeteada.  Con esta técnica, una vez finalizado nuestro trabajo, el bies quedará completamente oculto, todo él en la parte interna de la blusa. Ribetear el cuello con el bies es en realidad la única dificultad de costura de esta blusa así que hecho esto, finalizar nuestra blusa será bien sencillo.

Para que el bies no dé demasiado grosor al cuello de nuestra blusa, vamos a coserlo de una forma poco habitual. Lo primero que haremos es abirlo por completo con la plancha de forma que no le quede ningún pliegue y luego lo plancharemos por la mitad. De esta forma pasaremos de un bies con 2 pliegues laterales a un bies un poco más ancho pero con un solo pliegue, a mitad.

Antes de colocar el bies  mediremos el cuello de la blusa por la parte delantera y trasera y si has cortado el patrón exacto, te dará 40 cm. Añadiremos un par de centímetros más ya que los extremos del bies los cortaremos en diagonal.

Una vez tenemos los dos trozos de bies, vamos a coserlos por los extremos tal y como vemos en la siguiente imagen. Ojo, hay que coser los dos bieses por los dos extremos, de la forma que ves en la foto. Debe quedar un único trozo cerrado

biescosido

Una vez cosidos los dos extremos del bies como en la foto de arriba, colocaremos éste sobre el derecho de la tela de la blusa, borde con borde. Puedes hilvanarlo o bien ir cosiendo despacio y con las manos lo vas ajustando a la tela; siempre borde del bies con borde de la tela. Coseremos a lo largo del bies por el extremo de fuera, es decir, por el extremo coincidente con el corte de la tela, a unos 3 mm del mismo, tal y como ves en las fotos de abajo:

bies cosido

Este parte es sencilla pero ten especial cuidado al llegar a los extremos del cuello.

Una vez tengamos todo el bies cosido alrededor de todo el cuello, lo que haremos es girar el bies hacia el interior de la blusa de forma que el borde cortado de la misma quede para dentro y coseremos el bies por el interior. El bies tirará del borde cortado de la blusa hacia dentro, obteniendo, una vez cosido, un resultado por la parte exterior impecable. Para realizar este paso, a la vez que vas girando hacia dentro el bies, puedes ir sujetándolo con alfileres, o si tienes un poquito de experiencia cosiendo, coserlo directamente ayudándote en todo momento con los dedos a meter el bies hacia adentro.

blusa3

El resultado, una vez cosido el bies hacia adentro , tanto por el derecho, como por el revés, lo vemos en la foto de abajo:

bies ribeteado

Y para terminar la blusa, ya solo nos quedarán dos pasos. Primero, coser y pespuntear los laterales y bajos de las mangas, tarea bien sencilla y, segundo,  hacer un pequeño dobladillo tanto en las mangas como en el bajo de la blusa.

Para el bajo de la blusa también puedes utilizar la técnica de la cinta de bies ribeteada que hemos usado para el cuello y conseguirás que ésta queda un par de centímetros más larga. Para el remate de las mangas no te lo recomiendo ya que al ser una manga tan ancha, el bies quedaría visible y queda mucho más integrado con la blusa un dobladillo tradicional.

Y el resultado final es el que os muestro en estas fotos… ¡Espero que os haya gustado!

blusa japonesa

blusa japonesa

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s